Historia y Conflicto:

El territorio del Sáhara se declaró provincia española en el año 1958. En el año 1965, la ONU proclamó el derecho a la autodeterminación del Pueblo Saharaui e instó a España a que agilizara su descolonización. La población saharaui se manifestó a favor de la independencia pero el ejército español, lejos de defender la resolución de la ONU y el periodo de transición, abandonó a su suerte a la población saharaui, llegándose incluso a confrontaciones armadas.

En 1973 se crea el congreso Constitutivo del Frente por la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro, conocido como Frente Polisario. En 1975, a través de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid y de forma vergonzosa, España entrega el territorio del Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania sin contar con la que había sido su provincia 53. Marruecos inicia la invasión, conocida como la "Marcha Verde", y Mauritania ataca por el sur. El frente Polisario inició acciones de resistencia contra las fuerzas de ocupación y el 27 de febrero de 1976, tras la salida de España, proclama en Bir Lehlu la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

La salida de España en 1975 obligó a los y a las saharauis a enfrentarse con el ejército del monarca alauita, quien no dudó en bombardear a la población civil con Napalm y fósforo blanco, forzando un éxodo masivo hacia el desierto para huir del sufrimiento, de la guerra y de una muerte segura.

La guerra contra Mauritania se prolongó hasta que, en 1979, un golpe de estado en el seno de su ejército hizo que el gobierno entrante firmara la paz con el Frente Polisario. Sin embargo, la guerra con Marruecos se prolonga hasta 1988. En el año 1980 Marruecos inició el levantamiento de un conjunto de ocho muros defensivos con el objetivo de mantener fuera del alcance de los saharauis la parte del Sáhara Occidental donde se encuentran las minas de fosfatos y la zona pesquera, así como de impedir las incursiones del Frente Polisario y el regreso de los saharauis a su territorio. Actualmente ese muro vallado tiene una longitud superior a los 2.720 km y es defendido por el ejército marroquí mediante búnkeres y minas.

En el año 1991 se firman en Houston los Acuerdos de Paz bajo la supervisión de la ONU, mientras los muertos por ambos bandos se cuentan por millares. La ONU establece un Plan de Paz consensuado por todas las partes, en el que figura como condición el derecho inalienable de autodeterminación del Pueblo Saharaui sobre su propio territorio a través de un referéndum.

Marruecos, como fuerza invasora y nueva potencia colonizadora del Sahara Occidental, obstaculiza el proceso electoral y realiza maniobras dilatorias dentro y fuera del país para impedir por todos los medios la realización del referéndum de autodeterminación. La ONU mantiene el control sobre el "Alto el fuego", se conceden las prórrogas sobre el conflicto, se suceden las resoluciones y los enviados especiales de la Secretaría General. Pese a todo ello, Marruecos ignora cualquier tipo de medidas para solucionar el conflicto, contando además con el apoyo explícito de Francia, EE.UU. y otros países de la comunidad internacional. Por su parte, España jamás ha actuado con responsabilidad para aportar alternativas serias a la solución de este litigio, priorizando los intereses políticos con Marruecos.

En la actualidad, Marruecos continúa ejerciendo su dominio sobre la ex-colonia española que lucha por ser reconocida como la República Árabe Saharaui Democrática y por el cumplimiento del Plan de Paz de la ONU adoptado en 1991 por el Consejo de Seguridad, que ponía fin a 16 años de guerra.

Desde hace más de 40 años, los ciudadanos saharauis que viven en los territorios ocupados son marginados en su propio territorio por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes, así como brutalmente represaliados en las pacíficas manifestaciones independentistas que tienen lugar. Quienes no viven allí, se ven obligados a hacerlo en un exilio forzoso en la Hamada Argelina desde que España les abandonó en el año 1975, dependiendo de la ayuda humanitaria para su subsistencia.

La vida en los Campamentos:

Los Campamentos de refugiados están organizados en cinco Wilayas y un centro administrativo (Rabuni). Las diferentes Wilayas, El Aaiún, Ausserd, Smara, Dajla y 27 de febrero, se dividen en Dairas y cada una de estas en barrios, donde se encuentran los servicios básicos para la población: guarderías, colegios, dispensarios médicos, centros de distribución de ayuda humanitaria, cisternas de almacenamiento de agua, etc.

La convivencia en los campamentos gira en torno al extenso núcleo familiar. Las mujeres, los niños y las niñas viven en haimas, a las que se han ido añadiendo últimamente casas de adobe techadas con uralita, contando algunas ellas con dependencias aisladas de cocina y letrina, mientras que la mayoría de los hombres permanecen movilizados en los territorios liberados. En cuanto a la sanidad en los Campamentos, nos encontramos con una estructura de carácter primario y preventivo, destinada a satisfacer las necesidades más básicas de la población. En cuanto a la educación, sin embargo, desde los inicios del exilio se realizó un gran esfuerzo para alfabetizar a todos los niños y niñas por parte del Frente Polisario, siendo actualmente nulo el índice de analfabetismo.


Últimas entradas del blog

CABANILLAS SOLIDARIA.

25 de Noviembre de 2018



Como decíamos en el post anterior, la jornada de ayer fue increíble. Hoy, con la resaca emocional y el cansancio físico ...

Leer más ...